lunes, 12 de octubre de 2015

Experiencia en la selva Amazónica de Puerto Maldonado


   Habíamos estado en la selva tailandesa en nuestro Viaje a Tailandia y Camboya y no sabíamos si lo que nos ibamos a encontrar en la selva amazónica iba a ser muy diferente. Las expectativas eran altas y estaba marcado como uno de los destinos principales de nuestro Viaje a Perú, Bolivia y Chile. Teníamos ante nosotros el bosque tropical más extenso del planeta y considerado una de las siete maravillas del mundo natural. Al llegar al Amazonas, ya desde el avión observábamos sus característicos meandros y ese color marrón que en tantos documentales habíamos visto. Minutos más tarde aterrizábamos en el pequeño aeropuerto de Puerto Maldonado en mitad (literalmente) de la selva. Ya estábamos allí y, desde luego, lo que teníamos ante nuestros ojos prometía.

Aeropuerto de Puerto Maldonado, "in the middle of the jungle"
    Reserva de millones de especies diferentes, animales, insectos (ésto era un reto para Manu enorme, tan "miedica" a estos bichejos) y también hogar de los denominados "no contactados", tribús que no han tenido ningún contacto con otras civilizaciones y que Alberto (uno de nuestros guías durante estos días) nos explicó e incluso nos enseñó una serie de vídeos muy interesantes sobre este tema.

   Nosotros contratamos el lodge una vez llegamos a la ciudad de Puerto Maldonado. Ésto os va a hacer ahorraros dinero ya que si lo contratáis con antelación suele salir más caro. Llegamos a las 11 a la ciudad y a las 12:30 y tras mirar varias agencias situadas en la Plaza de Armas, decidimos contratar 4 días con Yakari Eco Lodge.


Día1: kayak + Isla de los Monos + caimaneo nocturno


   Después de comer, realizamos la actividad de kayak por el río de Madre de Dios, un espectacular afluente del río Amazonas. Es impresionante encontrarse en mitad de este río, rodeado por tan inmensa y verde vegetación y observando como multitud de aves pasaban por encima de nuestras cabezas. Llegamos así a la Isla de los Monos o Isla de los Mosquitos y, ¿por qué estos nombres? pues imaginaros, no se comieron mucho la cabeza pensándolo. Vimos tres especies de monos: el mono blanco, el mono negro y el mono ardilla

   Ya por la noche, después de cenar fuimos a una de las actividades más impactantes, el caimaneo nocturno. La actividad consiste en navegar a orillas del río en busca de los múltiples caimanes que hay y que por la noche son más fáciles de ver ya que salen a la superficie para regular su temperatura corporal.  Y de regalo, en mitad de la oscuridad de la selva, un cielo estrellado impresionante.

Kayak por el río Madre de Dios

   

Día 2: Lago Sandoval + caminata nocturna


   La excursión más esperada para nosotros y la que resultó ser más interesante por la belleza del entorno y la multitud de especies que pudimos observar (aquí tuvimos bastante suerte). Salimos en bote a las 9:30 después de un buen desayuno y tras una caminata de 45 minutos entre barro, monos y gigantes y coloridas mariposas, llegamos al embarcadero para tomar el bote que nos llevaría en 5 minutos al Lago Sandoval, uno de los principales atractivos de la Reserva Nacional de Tambopata.

Camino fácil al Lago Sandoval
Se va complicando la cosa...
   El lago es absolutamente espectacular, rodeado de espesa vegetación y con un cracterístico color verde del agua debido a la clorofila de las plantas según nos explicó Carlos, nuestro guía. Como os hemos dicho, tuvimos bastante suerte ya que no sólo vimos las características aves de este entorno sino que acompaó nuestra navegación una simpática familia de nutrias gigantes o lobos de mar.

El Lago Sandoval en la reserva Tambopata
Murciélagos de siesta en el tronco
   Después de comer un delicioso juane de pollo y arroz (plato típico de la selva parecido al tamal) y echarnos una siesta, proseguimos nuestra ruta por el lago. Y es aquí donde apareció el protagonista insidcutible del día, un inmenso caimán negro de unos 4 metros que se asomaba curioso a escasos metros de nuestra pequeña y fragil barquita de madera. Pudimos observar prácticamente todo su cuerpo fuera del agua y fue algo impresionante. En la siguiente foto, parece mucho más lejano y no se aprecia bien, pero os aseguramos que estaba muy cerca.


   Por la noche, la peor actividad para Manu y una de las mejores para mi, la caminata nocturna. Consiste en dar un paseo por las inmediaciones del lodge en busca de insectos y lo que surja XD. En ella, pudimos ver varias tarántulas, escalopendras, enormes cucarachas, gusanos, arañas de diversos colores y tamaños y un espectacular bicho palo. Hubo un momento (para mí el mejor y para Manu el peor) en el que apagamos las linternas y nos quedamos en silencio observando la oscuridad de la selva, escuchando la multitud de sonidos que la envuelven y con un espectáculo de luciérnagas brillantes digno del mismisimo Broadway.

Insecto palo
Tarántula en la oscuridad

 

Día 3: Colpa de loros +  familia local + pesca en el río + caimaneo nocturno


   Aquí llegó el primer madrugón del viaje. Nos levantamos a las 4:00 de la madrugada para ir a ver la Colpa de loros. El trayecto desde el lodge hasta la colpa de loros fue lo más destacable del día ya que pudimos disfrutar del mejor amanecer de nuestra vida. Ver el sol saliendo a través del río y llenando la selva amazónica de colores impensables, fue una experiencia totalmente mágica y que aún recordamos con emoción.


   Una hora y media después llegamos a la Colpa de loros, un espectáculo que todos los días se da las 6:30 de la madrugada.Una gran cantidad de loros y guacamayos acuden a la colpa para alimentarse de los minerales que contiene y, además, aprovechar para ligar. Anteriormente, puedes observarlos en las copas de los árboles cercanos esperando al momento perfecto y sin peligros para lanzarse a comer. Realmente, la excursión no merecería mucho la pena si no fuera por el amanecer que ya os hemos relatado.


   La siguiente actividad fue la visita a una familia local de la selva que salió de su comunidad y ahora vive a 20 minutos del lodge. No teníamos muchas expectativas y estuvimos a punto de no ir pero también queríamos relatar nuestra experiencia. No nos gustó nada y es un auténtico teatro. Se nota que lo hacen únicamente para tener una fuente de ingresos y así poder mandar a sus hijos a la escuela. Te enseñan danzas y canciones indígenas, materiales y técnicas de caza e instrumentos de ocio.No lo recomendamos.

Mariposas alborotadas en la orilla del río

   Por la tarde, realizamos la actividad de pesca tradicional, una actividad algo aburrida a nuestro parecer. Ahí estuvimos una hora esperando a que picara algún pez pero no hubo suerte. Uno de los guías pescó cuatro que, gustosamente, se comió en la cena. Otra vez más, lo más impactante fue un gran caimán blanco que posaba así de espectacular en un tronco.


   Por la noche repetimos el caimaneo porque nos había gustado mucho.


Día 4: Multiaventura + caminata por la selva


   El último día fuimos a una instalación en medio de la selva con tirolinas y puentes tibetanos. Es una experiencia recomendable pero aquí ya depende de la valentía de cada uno ya que la seguridad no es su punto fuerte y se han dado casos de accidentes en este tipo de instalaciones en la selva peruana. 

  Antes de irnos fuimos junto a Esther y Brandy (la guía y el cocinero que se apuntó) a realizar una caminata por los alrededores del lodge, esta vez de día para tranquilidad de Manu. Nos mereció mucho la pena ya que, aunque fuimos por el mismo camino que en la nocturna, la experiencia fue 100% distinta. Esther nos habló de las diferentes plantas y árboles de la zona y de sus posibles usos. También nos ofreció comer un suri, un gusano que crece dentro de una castaña y que para nosotros era demasiado exótico. Pasamos un muy buen rato con ellos, aprendiendo mucho y riéndonos todavía más.


Tips lowcosteros


- Si no tenéis contratado un lodge, una vez lleguéis al aeropuerto de Puerto Maldonado, coged un moto-taxi y decídle al conductor que os lleve a la Plaza de Armas (10 S/. - 3€) y ahí encontraréis numerosas oficinas de lodges. Mirad también en las calles cercanas. Contratarlo con antelación suele ser más caro que contratarlo in situ.

- Nosotros pagamos (con regateo) 600 S/. por persona (160€ cada uno) y que incluía 4 noches de alojamiento, todas las actividades con guías locales, la alimentación (desayuno, comida y cena) y el transporte desde la ciudad hasta allí. Es decir, unos 40€ al día con todo incluído.

- Un trayecto desde la ciudad hasta el aeropuerto y viceversa no cuesta más de 10 S/. (3€) en mototaxi. Suele haber varios a la salida. Un trayecto en la ciudad va desde los 2 S/. a los 4 S(1,3€).

- Llevar un buen repelente de mosquitos con DEET al 40% tipo Relec Extrafuerte.

- Tened en cuenta que sólo hay dos horas de electricidad al día, por lo que tendréis que aprovecharlas para cargar móviles, cámaras, etc.

- Llevad buen calzado (tipo bota de montaña) para moveros por allí. En los lodge suelen prestar botas altas de agua para andar por los caminos embarrados.

- Os aconsejamos echar un vistazo a este artículo de Mi patria son mis zapatos que habla sobre Aracnofobia en la selva, todo un reto superado.


Turismo Rsponsable con los animales

 

   Uno de los principales atractivos de acudir a esta zona de la selva amazónica es el avistamiento de animales. Es importante recordar que en estos lugares somos meros invitados y que nuestras acciones sobre la fauna y la flora de la selva pueden tener graves consecuencias. Para ello, os damos unos sencillos consejos:

- Buscad un lodge que promueva el turismo responsable, que no sea agresivo con el ambiente y que realice acciones que ayuden a mantener un entorno cuidado eliminando cualquier tipo de contaminación ambiental o acústica.

- No alimentes a los animales, no les toces y no hagas fuertes ruidos. Puede traer consecuencias muy negativas. Ni es su alimentación ni es parte de su instinto animal.

- Por descontado, no tiréis basura al suelo, ni siquiera material biodegradable.

- Manteneos a una distancia prudencial de los animales. Intentad invadir su espacio lo menos posible.

- Si queréis saber más sobre el asunto, os aconsejamos leer este artículo de FAADA sobre turismo responsable en estas zonas.

Si vais a viajar a Perú o Bolivia, os recomendamos el post

Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 5% de descuento en vuestro seguro pinchando en este enlace. 

4 comentarios:

  1. Hola!
    Estamos pensando en pasar unos días en Puerto Maldonado. Como hicisteis con el tema de la malaria? En el centro de vacunación nos dijeron que no había problema porque ahora es hinvierno, pero estábamos un poco preocupadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena!! Lo primero, buenísima idea la de ir a Puerto Maldonado. Es una experiencia genial.
      Sobre la malaria, me imagino que os habrán informado de que no existe vacuna. Hay un tratamiento que puedes, o bien tomar antes, durante y después del viaje; o bien tomar en el caso de contraer la enfermedad. Son unas pastillas llamadas Malarone. Nosotros las llevamos pero no las tomamos por los efectos secundarios que dicen que tienen. Pero, sobre todo, lo mejor para la malaria es protegerse de las picaduras de mosquitos con un buen repelente, con permetrina en la ropa y usando manga larga al amanecer y al atardecer. Sobre esto, tienes más información en el último post que escribimos sobre nuestro viaje a Tanzania y Zanzibar. Te puede servir. Espero haberte ayudado. Un saludo,
      Manu

      Eliminar
  2. Hola! llegásteis a Puerto Maldonado por la mañana y por la tarde ya pudísteis hacer el tour o tuvísteis que esperar hasta el día siguiente?
    gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carla! Nosotros lo contratamos el mismo día que llegamos. Aterrizamos por la mañana, fuimos a la Plaza a ver unas cuantas agencias y el mismo día antes de comer ya estábamos en el lodge.
      Un saludo!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!