miércoles, 23 de diciembre de 2015

Conociendo la ciudad de Cochabamba, Bolivia



  Hay ciudades marcadas en toda ruta como parada obligatoria. No puedes ir a Perú sin pasar por Machu Picchu, o viajar a Roma sin visitar el Coliseo. Otras paradas, sin embargo, no esperan a nadie. Vacías se quedan mirando como la gente de la ciudad va y viene. Siempre la misma gente y siempre la misma vida. Siempre esperando a encontrar una cara nueva, un viajero perdido o un buscador de tesoros escondidos. En Cochabamba la vida se muestra de verdad, sin ocultar nada, real como todo cuanto allí ocurre. Nada se hace para el turista, todo se hace para vivir... o sobrevivir.



   Llegamos a esta ciudad con el objetivo de conocer dos proyectos de cooperación relativos al ámbito de la educación. Aprovechando esta visita, quisimos conocer la ciudad de la que ninguna agencia ni turista habla. Es así cómo nos sorprendió Cochabamba, sin grandes monumentos ni cuidadas zonas turísticas. Y es que esta ciudad sólo va a gustar al viajero cuando éste vaya sin grandes expectativas y buscando únicamente la realidad del país. Es sólo entonces cuando la ciudad le sorprenderá como lo hizo con nosotros. Así es la vida de Bolivia y esto es lo que podéis ver y hacer en Cochabamba.


Cochabamba, capital gastronómica de Bolivia

   
   Si hay un sentido que se potencia en Cochabamba es el sentido del gusto. La segunda ciudad más poblada de Bolivia goza de ser la Capital gastronómica del país. Pocos días estuvimos para poder vivirlo al 100% pero nos sirvió para darnos cuenta que allí se come bien. Y si, se come mucho. Olvidaos de dietas equilibradas, platos minimalistas y postres con bifidus.

   Es una cocina de sabores intensos y gran variedad de ingredientes. Además, como en todo Bolivia, comer allí es realmente barato. No dejéis de probar el Pique Macho, un plato típico cochabambino compuesto por pollo, carne blanca de res, chorizo, salchicha, cebolla, tomates, huevo, papas fritas y locoto (una especie de pimiento muy picante),. Es una bomba pero está delicioso. Nosotros después de preguntar a varias personas por la calle, fuimos al restaurante Sabarín, en la Avenida José Ballivian (El Prado), 626. Absolutamente delicioso.


   Además, hay muchos más sitios donde podéis probar otros ricos platos bolivianos como el Trancapecho, el Silpancho o las Salteñas.

Teleférico al Cristo de la Concordia, las mejores vistas de la ciudad


   Es quizás el punto más turístico de Cochabamba, y es considerado todo un símbolo por sus ciudadanos. Es, además, la imagen de Cristo más grande de Sudamérica (si,si, más grande que el Cristo Redentor de Brasil) y la segunda del mundo con sus 40,44 metros de altura, sólo superados por la Estatua de Cristo Rey en Polonia.


   Para llegar hasta allí desde el centro, primero hay que tomar un microbus que os lleve hasta la Avenida Heroínas (1,5 bs). Después, podéis subir andando los 200 metros de desnivel del Cerro de San Pedro o bien usar el teleférico (10,5 bs ida y vuelta). Si escogéis la primera opción, es importante evitar las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde ya que se han dado casos de robos.


La Cancha, uno de los mercados más grandes de Sudamérica


   Todo un espectáculo de colores, sabores, texturas, olores y un intenso ir y venir de personas y ofertas que salen de las fuertes gargantas de las cholitas: ¿Qué busca, caserito? Caserita, ¿un juguito?! ¡Caseritooo¡ !Caseritaaa¡ Este enorme mercado, uno de los más grandes que existen en Sudamérica, es perfecto para encontrar los mejores precios en piel, artesanía y ropa. Eso si, es casi imposible verlo entero. Nosotros estuvimos media mañana y no vimos ni un cuarto.


   Además de este mercado, la ciudad está plagada de otros muchos en los que ver cómo se mueve la vida cochabambina.
Importante: Evitad llevar la cámara de fotos a la vista u otros objetos de valor. Mejor ser precavido.

El Prado, la Plaza Colón y la Plaza 14 de Septiembre


   La Avenida José Ballivian, más conocida como El Prado, es el eje principal de la ciudad y donde se aglutinan la mayoría de restaurantes y tiendas. Es un tranquilo paseo que desemboca en la Plaza de Colón, una cuidada plaza donde se ubica la Oficina de Turismo y donde disfrutar de un muy buen ambiente. Es un lugar de reunión familiar o donde conversar un rato con los amigos y, por qué no, darle de comer a las palomas, "deporte nacional" en el pais. XD
   En esta plaza se encuentra también la Iglesia del Hospicio. 


   Otra de las plazas que no os podéis perder es la 14 de Septiembre, donde encontramos la Catedral.

Palacio Portales, mezcla de estilos


   Este bonito palacio es un ejemplo del estilo ecléctico, o lo que es lo mismo, una mezcla de estilos al gusto del propietario. En este caso, el Palacio lo mandó construir Simón I. Patiño, un humilde minero que acabó convirtiéndose en uno de los personajes más importantes de Bolivia tras encontrar una valiosa mina de estaño que le llevó a aumentar notablemente su economía. En su palacio, en el cual nunca llegó a vivir, se pueden ver cómo se mezclan estilos como el mudéjar, el colonial o el renacentista. Los jardines fueron diseñados por expertos japoneses buscando la imitación de los existentes en el Palacio de Versalles de París.
Precio: 15 bolivianos con visita guiada.
Dirección: Calle Potosí.
Abre todos los días excepto el lunes. 



Experiencia 5 estrellas en Cochabamba


   Como siempre decimos en nuestro blog, hay que lowcostear en EXtras pero no en EXperiencias. Después de pasar dos noches seguidas "durmiendo" en autobuses nocturnos, llegamos a Cochabamba para disfrutar de una experiencia de lujo gracias al Gran Hotel Cochabamba, un hotel de 5 estrellas que, interesados por nuestra visita solidaria a la ciudad, nos invitaron a conocer el hotel durante dos noches.

   Este hotel situado en el barrio de La Recoleta, una de las mejores zonas de la ciudad, está declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad ya que está construído en un antiguo convento del Siglo XVIII. Nuestra habitación estaba situada justamente en el espectacular claustro de este antiguo edificio que hoy en día está completamente reformado sin perder la identidad de lo que un día fue.


   La habitación era bastante grande y la cama, después de dos días en bus, imaginaos cómo la disfrutamos. También pudimos aprovechar la piscina ya que, a pesar de ir en "su" invierno, Cochabamba tiene un clima cálido durante todo el año.


   Aquí disfrutamos del mejor desayuno de nuestro viaje. Diferentes panes, quesos, pastelería, embutido, jugos naturales de diferentes frutas, etc. Un buen comienzo de día.

   Además, a pesar de ser un hotel de 5 estrellas, continuamente están lanzando ofertas asequibles teniendo en cuenta que es una experiencia de lujo. Por ejemplo, la última oferta que hemos visto es una habitación para dos adultos y dos niños con desayuno buffet incluído por 75€.
Dirección: Plaza Ubaldo Anze.
Fotos cedidas por el Hotel.

Cómo llegar a Cochabamba


   Llegar a esta ciudad desde La Paz es relativamente fácil por tierra. El problema viene cuando queremos unir Cochabamba con otras ciudades ya que las carreteras no son buenas. De hecho, nuestro trayecto Cochabamba-Sucre en bus ha sido uno de los peores de nuestra vida, de esos que crees que no vas a salir vivo. Parece una exageración, pero no. Por ello, os recomendamos que leais nuestros Consejos sobre transporte en Perú y Bolivia.

   En bus desde La Paz el trayecto son 8 horas así que os recomendamos realizarlo en bus-cama. Nosotros viajamos con la empresa El Dorado en cama que se inclinaba totalmente 180º y, extrañamente, venía con cinturón de seguridad. Esta carretera si era buena así que dormimos como unos bebés. El precio fueron 100 bolivianos (11€).

   Hasta Sucre tardamos en llegar 9 infernales horas con la empresa TransCopacabana (100 bolivianos), la cual nos engañó en todo lo que nos dijo: los asientos apenas se reclinaban, no había cinturones de seguridad, viajaba un señor en mis piernas sin billete, otro durmiendo en el pasillo... y cuando quisimos reclamar prácticamente se reían de nosotros. Eso si, después de denunciarles en la oficina del Defensor del Viajero ya no les hacía tanta gracia.

   Cochabamba tiene aeropuerto, así que podéis mirar la opción de llegar hasta aquí en avión pero ya os decimos que es una opción cara.

Otros artículos que os pueden interesar:





Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 5% de descuento en vuestro seguro pinchando en este enlace. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!