domingo, 4 de diciembre de 2016

Visitar Washington DC desde Nueva York: ruta de 2 días


   Algo más de 4 horas después de las aglomeraciones, del ruido, de las luces que se apropian de las fachadas, del incansable tráfico llamado Nueva York, llegamos a una ciudad donde su avenida más grande está llena de gente paseando, de museos y de césped. Nada de coches, nada de ruido. Washington DC es una gran ciudad pero es tranquila, perfecta para descansar de la frenética gran manzana, para dejar las prisas a un lado y disfrutar de todo lo que te ofrece. Dicen de ella que es una de las ciudades mejor planificadas del mundo. Para nosotros, desde el punto de vista viajero, es quizás la ciudad más sencilla que uno puede visitar. Y no precisamente porque tenga poco que ofrecer, sino porque todo está "a tiro de piedra". Aquí os contamos qué ver en una escapada de 2 días a Washington DC.

 Qué ver durante dos días en Washington DC


   En nuestro viaje de 12 días a Nueva York, una de las cosas que teníamos claras fue que no podíamos desaprovechar la oportunidad de visitar la capital de Estados Unidos. Si se tiene oportunidad, dado que el trayecto en bus supera las 4 horas, es recomendable dedicarle 2 días. Aquí os proponemos una ruta para exprimir al máximo la ciudad. Al final del post os dejamos un mapa con todos los lugares que os recomendamos.

Día 1


   Lo normal es llegar sobre las 11:30 de la mañana a la estación de Union Station, a unos 15 minutos andando del capitolio o a 2 paradas de metro de la estación Gallery Place, lugar perfecto para comenzar la ruta.

   Washington DC tiene la mayoría de sus atractivos turísticos en la llamada National Mall, una gran avenida peatonal donde se acumulan los museos y los memoriales dedicados a los antiguos presidentes y a los caídos en las guerras. Esta gran avenida parte desde el Capitolio hasta el Memorial al Presidente Lincoln.
Tip lowcostero: Si llegáis con maletas vuestra primera parada puede ser el National Gallery of Art, donde hay una consigna para dejarlas de forma gratuita durante todo el día. Así, no tendréis que ir al hotel hasta la hora del cierre del museo (17:00) y podréis aprovechar la mañana.

   Podéis empezar visitando el Capitolio, la sede del poder legislativo de EEUU, albergando el congreso y el senado. Lo mejor es realizar un tour gratuito para así tener una primera imagen sobre la ciudad y su importancia en el país. Podéis reservarlos con antelación o -como hicimos nosotros- reservarlo a la entrada nada más llegar. Eso sí, durante el tour preparaos para no parar de escuchar lo buenos, poderosos y patriotas que son. A veces te dan ganas de empadronarte allí mismo pero... no todo es de color de rosas.

 
   Continuamos visitando uno de los numerosos museos que encontraréis en la National Mall. Para los amantes del arte, podéis visitar el National Gallery of Art. Si vuestra pasión son los aviones y los viajes al espacio, el National Air and Space Museum. Y para seguir acercándote a la historia tenéis el Museo del Holocausto o el Museo Nacional de Historia Estadounidense.

   Nosotros visitamos el National Air and Space Museum -impresionante-, el National Gallery of Art y el Jardín Botánico, a escasos pasos del National Mall. Os recomendamos visitar la Galería de esculturas al aire libre que hay al lado del National Gallery of Art. Además, en invierno colocan una pista de hielo justo en el centro. La verdad es que todos ellos son espectaculares. Se nota dónde hay dinero...
Eso si, lo mejor de todo es que son gratuitos.


       Antes de ir a uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, podéis desviaros del National Mall para conocer el pequeño barrio chino y las calles cercanas. Es genial para hacerse una ídea del ambiente que hay en la ciudad y de la forma de vida de sus ciudadanos.


   Ya estará atardeciendo y uno de los mejores lugares para disfrutar de la puesta del sol es desde el Monumento a Washington. Para nosotros, las vistas de toda la avenida con los colores que nos regaló el cielo aquella tarde se nos quedarán grabados durante mucho tiempo.



   Nosotros en este punto ya nos fuimos a descansar después del viaje y del trote que llevábamos encima. Si os veis con fuerza y sois muy cinéfilos, podéis visitar las famosas escaleras de la película El Exorcista en el número 3500 de Prospect Street Northwest en el barrio de Georgetown.

DÍA 2

   
   Para empezar el día descubriendo una zona diferente y un auténtico barrio de casa bajas de Washington, os recomendamos daros un paseo por las cercanías del metro Dupont Circle, donde se encuentra el antiguo casco histórico de la ciudad. Es muy tranquilo y las casas son preciosas.


   Desde allí podéis coger el metro hasta el Cementerio Nacional de Arlington, una visita muy interesante y que pone los pelos de punta. En este increíble cementerio de casi 3 kilómetros cuadrados, yacen los cuerpos de miles de militares estadounidenses que cayeron en guerra. Entre los lugares más importantes se encuentra la tumba del soldado desconocido o el mausoleo dedicado al presidente John F. Kennedy y su familia.

Mausoleo dedicado a la familia Kennedy


   Desde el cementerio, hay un tranquilo paseo de unos 20 minutos hasta llegar a uno de los puntos más visitados de la ciudad: el Memorial a Abraham Lincoln. Desde allí, podéis situaros en el mismo lugar desde el que Martin Luther King exclamó aquel grito de libertad que todos conocemos: "I have a dream...". Volviendo a los cinéfilos, aquí también recordarán una mítica escena de Forest Gump en la que el protagonista se encuentra con "su Jenny".


I have a dream...
    Tras pasear por el gran estanque, podéis visitar el Memorial de la Segunda Guerra Mundial y disfrutar del Constitution Garden, un tranquilo jardín para descansar un rato.

  Depués del descanso, otra visita que sin duda es fundamental realizar, aunque sólo la veréis por fuera ya que el acceso a visitantes está restringido es la Casa Blanca. La residencia oficial del presidente está a unos pasos del National Mall. Nosotros la esperábamos mucho más grande pero vamos, que lo cambiamos por nuestro pisito de Madrid sin problema. O no, que habrá mucho que limpiar. =)


   Un día completo antes de regresar a Nueva York. Para los más fuertes, si os diera tiempo, podéis visitar otro museo como el Museo de Ciencias Naturales o el Museo de los Indios Americanos. En Washington hay muchas otras cosas que hacer y visitar, así que siempre tendréis algo que hacer.

Dónde comer


   Para comer, lo mejor es que os alejéis del National Mall en dirección norte hacia el Downtown. Allí encontraréis muchos restaurantes diversos. Nosotros comimos en el Five Guys y en Chipotle, de los que ya os hablamos en el post "Dónde comer en Nueva York: la guía definitiva". Muchos de los sitios que nombramos son franquicias que puedes encontrar también en Washington.

Dónde dormir


   Como es normal, los hoteles que se sitúan cercanos a la National Mall son los más caros y se suelen agotar con facilidad en épocas de alta ocupación como Navidad o verano. Nosotros nos alojamos en el barrio de Dupont Circle, que ya os hemos comentado que nos encantó, en un bonito estudio que nos cedió la empresa LuxBnB. En su página web encontraréis estudios y apartamentos de diferentes plazas, todos ellos muy completos. El nuestro estaba muy limpio y tenía todo lo indispensable para una estancia corta en la ciudad, incluída una pequeña cocina donde pudimos preparar la cena. Muy recomendable. Los precios de los estudios para dos personas rondan los 100$. Lo mejor es que echéis un vistazo a la web y veáis las diferentes opciones y localizaciones que tienen.


 Cómo llegar a Washington DC desde Nueva York


 En Autobús

   
   Son diversas las empresas que realizan la ruta Washington DC - Nueva York. Nosotros realizamos el viaje con Bolt Bus. Un billete de ida cuesta unos 12$ pero tienen ofertas desde su página web y puedes llegar a encontrar billetes por 1$. Los buses tienen WiFi y son bastante cómodos -por lo menos el que nos tocó a nosotros- para aguantar bien las cuatro horas de trayecto. Como aspecto a mejorar, quizás los conductores podrían ser más simpáticos. En Nueva York salen desde Penn Station y en Washington DC desde Union Station.


En tren


   Es la opción más rápida pero también la más cara. No tardan mucho menos que el autobús, unas 3 horas y 3 horas y media, y el billete ronda los 50$. La empresa que realiza este trayecto es Amtrak.

Mapa con todos los lugares mencionados




Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 
5% DE DESCUENTO en vuestro seguro pinchando en este enlace.

 * Tanto la empresa Lux Bnb como Boltbus, nos han proporcionado sus servicios de forma gratuita sin que se haya impuesto una crítica positiva. Todos los comentarios parten de nuestra propia experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!