domingo, 6 de noviembre de 2016

Tipos de alojamientos en Japón y consejos útiles


   Lo que no encuentres en Japón, no lo busques en otro sitio porque no existe. En el pais del sol naciente todo sorprende y todo te engancha de alguna forma. Hasta encontrar un alojamiento donde dormir se convierte en una experiencia en si misma. Los hay de todos los tipos, estilos y gustos. Para dormir, para echarse la siesta, para darle un capricho a tus sentidos, para conocer la cultura e incluso para no dormir. En Japón hay un alojamiento para cada tipo de viajero y ante esta larga lista ya sólo te queda decidir dónde quieres dormir hoy. En este post os contamos todos los tipos de alojamientos que hay en Japón, probados todos ellos de primera mano por nosotros en nuestro viaje de 5 semanas.


1. Hostal de mochileros


  El alojamiento que más utilizamos en nuestro viaje. El típico hostel de mochileros donde normalmente encuentras una cama limpia en habitación compartida a buen precio. Tienen todo lo necesario para pasar una noche o dos y seguir tu camino: una cama - que suele ser con futón, no con colchón-, una cocina compartida, un baño compartido con duchas, una taquilla donde dejar tus cosas, conexión WiFi y mucho buen rollo.

   En un 99% de los casos los encontramos muy limpios y casi siempre disponían de café y té gratis para los huéspedes. Uno de los puntos positivos en cuanto a privacidad es que las camas la mayoría de las veces tienen unas cortinillas. El personal suele ser muy atento y a nosotros nos ayudaron siempre que lo necesitamos, algo que forma parte de la cultura nipona.

    Algunos buenos ejemplos que podemos recomendar son: Oak Hostel Fuji de Tokio, Air Osaka Hostel, K´s House de Takayama, Ugaya Guesthouse en Nara o el Omotenashi Hostel ideal para tomar el ferry a Miyajima.

Precio: aunque alto si lo comparas con otros países, no está mal comparado con otros alojamientos que encuentras en el pais. Los precios oscilan entre 20-30 € por persona y noche.
  

2. Hostal de diseño


   Estos hostales también los encuentras en todas las ciudades y las principales diferencias son la decoración con materiales de diseño, la buena calidad de los servicios compartidos como cocina, duchas o baños y el gran cuidado por los detalles.

   Algunos buenos ejemplos que nos encantaron y que nos hicieron dormir como unos bebés son: Emblem Hostel de Tokio, Hostel 64 de Osaka y Hatchi de Kanazawa.

Precio: Tienen un precio más alto que el resto de hostales pero puedes encontrar buenas ofertas puntuales. Los precios oscilan entre 30-40 € por persona y noche.

Hachi Hotel Kanazawa

3. Business Hotel


   Como su nombre indica, son hoteles dedicados principalmente para gente de negocios que va a pasar uno o dos días en la ciudad pero no te preocupes si llegas con tu macuto en vez de con tu maletín que te atenderán igual de bien. Están muy bien ubicados y la relación calidad-precio es de las mejores. Las habitaciones son dobles y todas ellas tienen Tv, hervidor de agua, artículos de higiene y, sobre todo, una cama bien cómoda con colchón - si, aquí descansamos un poco del fino futón-.

   En la mayoría de los casos, el hotel cuenta con onsen propio para los clientes. En algunos casos te incluyen un desayuno buffet e incluso en uno de ellos nos sirvieron ramen gratis a partir de las 21:00 como en el Dormy Inn Toyama. Otros buenos ejemplos son: Saijo Urban Hotel de Saijo y el AreaOne Kochi.

Precio: El precio de la habitación doble con desayuno suele rondar los 60€

4. Love Hotel


   Con ese nombre, os podéis imaginar cuál es la primera utilidad que le dan los japoneses. Pero tenemos buenas noticias para los viajeros. Si, también se puede dormir y además a muy buen precio =)

   En los Love Hotels puedes alquilar una habitación por horas  o bien alquilarla la noche entera. En este último caso, el desayuno te lo incluyen y te lo sirven en la habitación, aunque no esperéis gran cosa. Algunos también incluyen máquina de refrescos y cafés gratis. Lo mejor de estos hoteles es la amplitud de la habitación y el baño y como punto negativo encontramos que solían oler a tabaco ya que en muchas habitaciones se puede fumar.

Como curiosidad de estos hoteles del amor, a la entrada dispones de un cartel luminoso con el menú de habitaciones según el estilo que quieras y las disponibles se muestran encendidas. Eliges una de ellas y un camino de luces te lleva a tu "nidito de amor".  Y bueno, hubo en una que hasta nos encontramos con una máquina tragaperras ¡dentro de la habitación! This is Japan.

   Nosotros los ultilizamos en dos ocasiones, una en Himeji y otra en Kobe.

Precio: Los Love Hotels tienen ofertas muy buenas en los buscadores de alojamientos. De hecho, nos resultaron los más baratos del viaje con un precio de 30€ la habitación doble con desayuno.

Dentro de la habitación del Love Hotel

5. Manga café


   Los Manga Café son una buena opción para dormir unas pocas horas si has perdido el último metro o tren, si vas a coger un transporte nocturno o incluso si vas a la subasta de atún en el Mercado de Sinjuku de Tokio (ComCom Café a 5 minutos andando). Son compartimentos muy pequeños con un sillón o una colchoneta en el suelo y una mesa con un ordenador. En la zona común tienen una biblioteca de manga, bebidas calientes y frías gratis e incluso algunos disponen de ducha, todo incluído en el precio que pagas.

Precio: rondan los 980 yenes por 3 horas (8,5€) o los 1500 yenes por 7 horas (13€).

Foto de "Mundo Japón"

6. Hotel Cápsula


   Una experiencia que hay que vivir si o si en Japón siempre y cuando no se sufra de claustrofobia, aunque a nosotros nos parecieron más amplios de lo que esperábamos. Eso si, con una noche es suficiente, también hay que decirlo.

   Los hoteles cápsulas suelen ser utilizados por los japoneses que han perdido el último tren o metro a su casa y necesitan dormir unas horas en la ciudad hasta la mañana siguiente que vuelven a trabajar. Por eso no os extrañe ver que vendan camisas o calcetines. Las cápsulas cuentan con una pequeña televisión, radio-despertador, ese "cómodo" futón y no todas tienen enchufe. En las zonas comunes cuentan con onsen y algunos con un espacio donde poder comer algo. Las habitaciones donde se encuentran las cápsulas, en la mayoría de los casos, están separadas por sexos.

Precio: Unos 20-25 € por persona y noche.



7. Hotel de lujo


    Porque un capricho en cada viaje siempre nos pegamos. En un viaje largo y después de muchos kilómetros donde el cansancio va aumentando, encontrarte con un buen hotel es un placer y un regalo para tu cuerpo. Los hoteles de lujo en japón son bastante caros pero la atención y la comodidad de las habitaciones bien lo merecen.

   El único que catamos fue el Kaminarimon Gate Hotel en Tokio, un hotelazo en pleno barrio de Asakusa, nuestro preferido para alojarse en esta ciudad. La habitación era enorme, con Tv, máquina de café, bañera, dos camas enormes y unas estupendas vistas a la SkyTree y el desayuno que nos ofrecieron estaba delicioso. Además, el personal nos ayudó con nuestra ruta por la ciudad y siempre nos recibían con una sonrisa.

Precio: Puedes encontrar ofertas desde 130€ la habitación doble con desayuno buffet incluído, un muy buen precio para el tipo de hotel que es y teniendo en cuenta que estamos en Japón. 

Vistas desde la habitación del Kaminarimon Gate Hotel
Terraza del Kaminarimon Gate Hotel

8. Experiencia Airbnb en casa tradicional japonesa


   En nuestro paso por el Japón más rural y auténtico en la isla de Shikoku, utilizamos un par de veces esta plataforma para nuestro alojamiento y las experiencias fueron fantásticas por el acercamiento cultural que te permite. En estas dos ocasiones, pudimos alojarnos en una casa tradicional de madera con su habitación de tatami y sus puertas correderas que tanto habíamos visto en las películas. Es parecido a un ryokan pero mucho más económico.

  El punto más positivo es la interacción que te permite tener con gente local, el acercamiento a su cultura y su estilo de vida. Los anfitriones suelen estar muy dispuestos a hacer que la estancia sea una experiencia cultural auténtica. Nosotros nos alojamos en uno muy especial en la minúscula isla de Honkushima, que se accede por un pequeño puente desde Shikoku. Nuestro anfitrión Shinji nos dio la bienvenida en este minúsculo pueblo de pescadores y nos acompañó a un festival local que tuvimos la suerte de presenciar en el que las únicas  tres chicas de 16 años que había en el pueblo bailaron durante varias horas al ritmo de las voces de los pescadores. Una experiencia inolvidable.

Precio: unos 50-60€ la habitación.



9. Apartamento - estudio


   La mejor opción si vas a quedarte varios días en la misma ciudad. Son pequeños apartamentos con cocina, baño privado, TV, WiFi e incluso lavadora. Nosotros nos alojamos en dos de ellas en Kioto, las dos de la misma empresa - Guest House in Kyoto - y con los mismos servicios. Aquí tenemos que destacar lo bien que nos trataron y la ayuda que nos prestaron con un problema médico que tuvimos y que, gracias a ellos, pudimos solventar rápidamente.

   Los apartamentos estaban muy limpios y la ubicación de ambos era genial para explorar la ciudad. Los recomendamos al 100% ya que, además, el precio fue muy bueno, mejor incluso que una cama en habitación compartida y con la comodidad de tener tu propio apartamento. Los apartamentos fueron Parkside Umekoji y Arklead GojoOrikawa.

Precio: 40€ la noche el apartamento doble totalmente equipado - excepto el menaje de cocina que había que alquilarlo aparte-.


10. Ryokan


   Un ryokan es un alojamiento tradicional japonés que cuenta con habitaciones con puertas correderas, suelo de tatami con futones para dormir y una pequeña mesa baja donde sirven el desayuno y la cena (incluido en el precio de la habitación). Son estancias muy sencillas pero la diferencia principal es el trato que recibes, todo pensado para despertar todos los sentidos. Además, los ryokan cuentan con un pequeño onsen - o baños termales - separado por sexos.

Precio: No se caracterizan por ser alojamientos económicos pero es una experiencia que sólo puede vivirse en este país. El precio suele rondar los 15.000 (130€) yenes por persona y noche en régimen de media pensión.



11. Couchsurfing


   El couchsurfing en Japón no está todavía muy extendido ya que los japoneses son personas muy reservadas que no suelen abrir las puertas de su casa a desconocidos. Aún así, es una experiencia que es posible realizar. Y decimos experiencia porque la persona que busque pasar una noche de Couchsurfing simplemente porque es gratis está totalmente confundida sobre la filosofía de esta comunidad. El couchsurfing es una oportunidad para intercambiar, para conversar con gente local, para aprender de su cultura y sentir que, a pesar de las diferencias, podemos convivir, que esa diversidad es riqueza y no barrera. Así vivimos nuestro paso por Nagoya y la casa de Sumiyo, nuestra couchsurfer, una matrona japonesa que nos abrió las puertas de su casa a nosotros, a una pareja francesa y a cuatro chicas de Indonesia. Una mezcla genial.

Precio: Una charla, un par de sonrisas y los detalles que se te ocurran.



12. Dormir en un templo budista


   Esta es la única experiencia que no hemos probado ya que fuimos en temporada alta y estaba todo reservado pero el sitio ideal para dormir en un templo suele ser Koyasan o la zona del Kumano Kodo, una de las rutas de peregrinajes más famosas del país.

   La experiencia de dormir en un templo va mucho más allá de eso, de simplemente dormir. Se trata de sentir la vida de los monjes, respetando sus normas y meditando con ellos si los huéspedes lo desean. También te incluyen el desayuno y la cena, todo ello vegetariano.

Precio: Depende del templo, en torno a los 12.000 yenes (100€) por persona y noche.


Consejos para el alojamiento en Japón


   Para que no tengáis problemas con el alojamiento os damos las siguientes ideas:

- Si tenéis claro el destino y los días, lo mejor es reservar con antelación ya que los fines de semana o en temporada alta suelen agotarse los alojamientos. De todas formas, nosotros también encontramos buenas ofertas de última hora, en algunos casos bastante más barato que si lo hubiésemos cogido con antelación, pero ya depende de lo arriesgado que seáis.

- Llevad con vosotros un antifaz - ya que nunca hay persianas - y tapones para los oídos si tenéis pensado dormir en habitaciones compartidas.

- También es importante llevar un adaptador de enchufes universal. Allí las clavijas son de tipo americano. 

- En algunos hostales no os darán toalla, así que no está de más que llevéis una.

- Lo que si tuvimos en todos los alojamientos en los que estuvimos fue jabón, champú y suavizante, así que es un peso menos que os quitáis de la maleta.

- En la mayoría de hostales, business hotels y guesthouse tienen lavadoras y secadoras. En algunos casos son gratuitas. En otros, tan sólo necesitaréis 100 yenes para usarlas.

- Si tenéis que contactar con algún alojamiento, en las oficinas de turismo de cualquier ciudad estarán encantados de llamar por vosotros y ayudaros. Esto nos ayudó muchísimo durante el viaje.

Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 
5% DE DESCUENTO en vuestro seguro pinchando en este enlace.

6 comentarios:

  1. Chicos, súper útil este post para cuando vayamos a Japón! Tomamos nota de todos! Eso sí...¡qué caros! Hasta los que nos parecen más cutrecillos son caros!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicos!! La verdad es que el alojamiento en Japón, junto con el transporte, es el mayor gasto que vais a hacer en el viaje si al final decidís ir para allá. Al final, con el paso de los días, incluso encuentras una habitación a 50€ o 60€ y te parece un chollo. Luego piensas que por un hotelazo en Tailandia pagabas 20€ y te da rabia. Pero lo importante es que el país merece mucho la pena y que si hay que comer dos días seguidos noodles de supermercado, pues sin problema!! Animaros a ir a Japón que es un viajazo =)
      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Pedazo de entrada que os habéis marcado!!!Nos lo guardamos en favoritos para cuando vayamos porque nos parece super práctico para conocer las opciones que hay (que son unas cuantas) para dormir.
    Suponemos que cada una tiene lo suyo, tanto en lo económico como en la experiencia, sobretodo en los que son tan típicos del país. Solo por probar los sitios para dormir ya nos han entrado ganas de ir a Japón!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!! Ha sido un viaje con un montón de experiencias y una de ellas han sido los alojamientos. Merece la pena probar los más tradicionales ya que sólo puedes encontrarlos por allí. Eso si, son los más caros así que lo mejor es combinarlos con hostels y si tenéis la oportunidad, hacer couchsurfing con gente local. A ver si pronto os animáis a ir a Japón porque es un viajazo. Abrazos de los dos para los dos!

      Eliminar
  3. ¡Genial el post! ¡Súper útil! Sobre todo nos han sorprendido los apartamentos, no teniamos ni idea y la verdad es que tienen buena pinta, salen baratitos y para varios días en Kioto están ganando puntos. Habrá que probarlos todos, jeje ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias chicos!! Qué alegría veros por aquí!!
      Lo de los apartamentos para nosotros fue también un descubrimiento y, sobre todo, eran muy económicos teniendo en cuenta la localización y los servicios que tienes. El poder cocinar allí también es un gran ahorro.
      Nosotros os recomendamos que probéis todos los tipos de alojamiento y cuanto más raros mejor, jajaja. Son toda una experiencia en si misma. Disfrutad mucho del viaje. Abrazos!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!