lunes, 2 de octubre de 2017

Ruta en coche de 3 semanas por Austria y Eslovenia


   Cierra los ojos y símplemente piensa en verde. Piensa en el intenso olor a hierba mojada después de una tormenta de verano. Piensa en el viento fresco de la montaña, ese que te eriza la piel. Piensa en pequeños lagos de agua rodeados de preciosos picos montañosos. O piensa en esos picos y disfruta del lago desde allí. Piensa que estás en el interior de la Tierra, en una cueva con kilómetros de formas imposibles, de formas impensables. Piensa en Austria y en Eslovenia.

Pero por qué pensarlo...

si puedes vivirlo.



A nosotros nos hizo falta pensarlo poco para lanzarnos a realizar esta ruta en coche de 3 semanas visitando Austria y Eslovenia. Una ruta conociendo los lugares más importantes de estos dos países y también aquellos no tan conocidos. Una maravilla que se encuentra a pocos kilómetros de casa pero que cuenta con muchos kilómetros de historia y paisajes espectaculares.


1. Vuelos


   La preparación de un viaje a Austria o Eslovenia siempre empieza con una gran alarma al ver los precios de los vuelos: ¿cómo puede ser tan caro volar a estos países tan cercanos? Y es que un vuelo de ida y vuelta a Liubliana desde Madrid puede rondar los 300 o 400 euros por persona.

   Pero, ¿no hay opción lowcost para volar a estos dos países? , se pueden conseguir vuelos baratos a Austria o Eslovenia y, además, hay varias opciones. 

1ª OPCIÓN LOWCOST: A tan sólo dos horas y media en coche de Eslovenia, se encuentra el aeropuerto de Venecia, con salidas diarias desde España con Iberia Express (Madrid), Vueling o Ryanair (Barcelona o Málaga).

2ª OPCIÓN LOWCOST: A una hora y 45 minutos de Austria, se encuentra el aeropuerto de Múnich, otra buena opción para iniciar esta ruta. Para llegar a esta ciudad alemana tenemos vuelos lowcost desde muchos aeropuertos españoles con billetes desde los 30€ el trayecto.

3ª OPCIÓN LOWCOST: Otra buena forma de llegar a Eslovenia es hacerlo desde el aeropuerto de Trieste, en Italia, ciudad fronteriza con el país verde. Si salimos desde Valencia, existen vuelos directos con Ryanair. 


2. Itinerario


    Al ser una ruta relativamente larga y con muchos kilómetros en carretera, siempre preferimos plantear rutas circulares que nos ahorren tiempo y cansancio. Nuestro alquiler de coche comenzaba y terminaba en el aeropuerto de Venecia, por lo que lo es nuestro punto de partida y de final de viaje. Desde allí, tomamos rumbo a la ciudad de Innsbruck, no sin antes parar a conocer algunos bonitos lugares del norte de Italia.

DÍA 1 y 2 - Llegada a Venecia. Ruta hasta Innsbruck haciendo parada en Verona, Padua y el Lago di Garda.

   De camino a Austria aprovechamos para conocer dos ciudades que visitamos los dos con el típico viaje de instituto, así que era un buen momento para verlo con otros ojos, algo más maduro (tampoco mucho que todavía somos unos jovenzuelos, jaja). En Padua destaca la Basílica de San Antonio y la enorme Piazza dei Signori.

   En Verona nos volvimos a impresionar con su anfiteatro romano, uno de los mejor conservados del mundo, y aprovechamos para tocarle una teta a Julieta. Sí, es una turistada, pero ya que estás ahí...



DÍA 2, 3 y 4 - Conociendo el Tirol austriaco y llegada a Salzburgo.

   El Tirol ha sido una de las zonas que más nos ha gustado del viaje. Rodeado de verde y grandes montañas, los pueblos se asoman desde los inmensos valles hacia paisajes que te dejan hipnotizado. Además de perdernos con el coche, muy recomendable en esta preciosa zona de Austria, nos asomamos al Lago Durlassboden Stausee y a las cataratas Krimml. Una zona para recorrer despacio (a nosotros nos faltaron días). De camino a Salzburgo, atravesamos un pedacito de Alemania que parece sacado de un cuento, el lago Königssee, tan grande como bonito.




   Al final del recorrido nos esperaba Salzburgo, una preciosa ciudad que vio nacer y crecer al gran W.A. Mozart y que entendemos perfectamente que sirviera de inspiración a este gran artista. Allí nos perdimos por su casco histórico y escuchamos un concierto de órgano en su catedral, una actividad diferente y muy recomendable (suelen tener varios conciertos durante la semana).


Dónde dormimos: En el Tirol dormimos dos noches en el B&B Sandhof, una típica casa tirolesa con habitaciones sencillas y unas vistas impresionantes del valle. Su dueña nos trató de maravilla. En Salzburgo escogimos el Hotel Melanie, a 15 minutos en coche de la ciudad, con un pequeño lago propio y un desayuno que aún recordamos con una sonrisa. La habitación era enorme y cuenta con una piscina interior y un pequeño spá.


DÍA  5 y 6 - Ruta de los lagos austriacos

   Fueron varias las personas que nos recomendaron detenernos en esta espectacular zona, donde los lagos nos regalaron las más bellas imágenes de Austria, esas que uno siempre sueña con ver en este país. La serenidad de sus aguas te obliga a detenerte constantemente en sus orillas, desde donde parece que el tiempo se detenga. Recorrimos varios lagos, destacando Fuschlsee, Wolfgangsee, Mondsee y Attersee. Y como guinda al paster, conocimos uno de los pueblos más bonitos de Austria, Hallstatt, a orillas del lago Hallstättersee.


Dónde dormimos:  De camino a Bratislava se encuentra el pequeño pueblo de Melk, con una de las abadías más importantes del mundo. A unos 20 minutos en coche de allí se encuentra Willi´s Bauernhof, una granja familiar que cuenta con varias habitaciones sencillas pero limpias y económicas.


DÍA 7 - Bratislava

   Poco esperábamos de esta ciudad y mucho nos dió. Una gran sorpresa en nuestro viaje que decidimos incluir ya que Viena la habíamos visitado años atrás.  Es una ciudad con mucho y muy buen ambiente callejero, un centro histórico pequeño pero bonito y una zona a orillas del Danubio donde poder tomar una cerveza en la "playa de Bratislava" o donde cenar en un barco con las mejores vistas (y bastante económico).



Dónde dormimos: En pleno centro de la ciudad se encuentran los apartamentos Ambient Apartments. Son muy modernos y están perfectamente equipados, incluso con lavadora. Tienen varios con diferentes capacidades y sus precios son muy buenos. Muy recomendables.


DÍA 8 y 9 - Oeste de Hungría y Graz

   El Oeste de Hungría es una zona famosa por sus aguas termales y, por lo tanto, por su multitud de balnearios. Con esto en mente, no podíamos dejar pasar la oportunidad de relajarnos durante un día y recargar energía. La zona en sí no destaca por su belleza pero, oye, un bañito calentito siempre sienta bien.

   Ya de vuelta a Austria, hicimo una última parada en Graz, una ciudad de estudiantes que en verano se encuentra poco animada. Su Torre del Reloj es el símbolo de la ciudad y las vistas desde allí son espectaculares.


Dónde dormimos: En Hungría encontramos un apartamento muy económico y limpio cerca de la ciudad de Györ, Apartman Gondola. En Graz nos quedamos a dormir en el A&O Hostel Hauptbahnhof, muy cerca de la estación central de trenes y a unos 12 minutos andando del casco histórico. La habitación doble es muy amplia, sencilla pero limpia. También cuenta con habitaciones compartidas.


DÍA 10 - Noreste de Eslovenia

   El noreste de Eslovenia no suele entrar en los itinerarios de viaje, quizás por eso nos pareció una zona muy real, sin apenas explotación turística. Nos encantó la gente, muy amable y con ganas de ver a viajeros por allí. Entre los pueblos perdidos, destaca el castillo de Celje y el pequeño pueblo de Ptuj. Esta zona también es famosa por albergar numerosos balnearios termales y hoteles con spá.





Dónde dormimos: En una zona famosa por sus hoteles con spá, no podía faltar uno de ellos. El Hotel Strk se encuentra en Polana y cuenta con una piscina interior, un jacuzzi enorme y una zona de saunas. Además, la habitación donde nos alojamos tenía camas de agua por lo que dormimos como bebés.


DÍA 11 y 12 - Velika Planina

El trayecto hasta Velika Planina (que en esloveno viene a significar Montaña Grande) ya nos deja entrever que lo que allí arriba vamos a encontrar tiene que ser espectacular. Y así fue. Tras tomar un teleférico y un telesilla, llegamos hasta una zona que rebosa autenticidad y belleza a partes iguales. Velika Planina es un lugar perfecto para desconectar y volver al pasado, recorriendo el pueblo de pastores que, con sus casas tradicionales, crean un marco incomparable que nos dejó totalmente enamorados. Sin duda, uno de los lugares más TOP que conocimos en Eslovenia.



Dónde dormimos: Si Velika Planina es espectacular por la mañana, cuando el telesilla se cierra y los turistas se marchan, el sitio se envuelve con una magia especial y te encuentras con la única compañía de la montaña. Dormir allí es una experienca muy recomendable. Nosotros nos alojamos en una cabaña de Fairytale Velika Planina, muy espaciosa, con cocina, baño e incluso WiFi.


DÍA 13 y 14 - Logarska Dolina y Liubliana

   Logarska Dolina es un precioso valle situado en el norte de Eslovenia, donde las montañas se alzan agresivas hacia el cielo. El color verde nos acompañó durante todo el recorrido y, aunque la lluvia hizo aparición cuando habíamos iniciado uno de los muchos trekkings que se pueden hacer por la zona, no nos impidió disfrutar de tan bonito paisaje.



   Tras dejar atrás el valle, iniciamos nuestro camino hacia la capital del país, Liubliana. La ciudad está llena de vida y el casco antiguo es una auténtica maravilla que puede recorrerse fácilmente a pie. Pero si se quiere tener una visión diferente de la ciudad, os recomendamos las dos actividades que realizamos. Por una parte, realizamos un recorrido en bici descubriendo los barrios cercanos a la ciudad con Watermelon Ljubljana by Bike, donde encontramos desde grandes huertas hasta barrios tan alternativos y coloridos como Metelkova.

   Y si queréis conocer Libuliana desde otro punto de vista diferente, os aconsejamos realizar un tour en Paddle Surf por el río Ljubljanica. Es la única capital de Europa que permite realizar esta actividad por su casco histórico así que era un momento perfecto para iniciarse en este deporte de la mano de Bananaway.. Una experiencia súper recomendable, muy relajante y divertida. 


Dónde dormirmos: Un antiguo banco convertido en hostel en pleno centro de Liubliana. Estuvimos dos noches en el Hostel Tresor, una en dormitorio compartido y otra en habitación doble. Ambas habitaciones estaban muy bien, la cafetería es muy agradable y el personal súper atento.


DÍA 15 - Sur de Eslovenia.

   El Sur de Eslovenia hay que verlo desde dentro. Y a desde dentro nos referimos desde dentro, de forma literal. Y es que esta parte del país cuenta con dos cuevas impresionantes pero muy diferentes una de otra. Si bien la cueva de Postojna nos pareció excesivamente turística, es impresionante recorrerla en tren y darse cuenta de su inmensidad. Por otra parte, la cueva de Skocjan, menos visitada, nos pareció una auténtica obra de arte esculpida en el interior de la Tierra. Sin duda, hay que visitar las dos, pero esta última nos pareció mucho más bonita (y además bastante más barata). Para completar el día, merece la pena hacer una parada en el Castillo de Predjama, construído en la boca de una cueva natural. Como véis, todo va sobre cuevas en esta parte del país.


Dónde dormimos: De camino al norte pasamos por la localidad fronteriza de Nova Gorica. Allí se encuentra el Hotel Perla, un cuatro estrellas que cuenta con un fantástico spá gratuito para huéspedes y un casino. La habitación era bastante amplia y se encuentra en una situación muy buena para descansar de una jornada por el sur e ir de camino hacia la zona del rio Soča.


DÍA 16 - Bovec y río Soča

    No tenemos duda en afirmar que el río Soča es el más bonito que hemos visto (de momento) en el mundo. Su agua tiene un color único, un verde esmeralda que cuando es golpeado por el sol hace retumbar su brillo entre valles, cañones y pequeños pueblos de montaña. Recorrimos la garganta de Tolmin y alucinamos con la cascada de Kozjak que deja caer sus aguas por un estrecho cañón. Además, una corta ruta de senderismo nos llevó hasta la Iglesia de Javorca, construída por el ejercito austriaco para honrar a las víctimas de la I Guerra Mundial.


Dónde dormimos: En el pueblo de Kobarid, en pleno Valle del Soča se encuentra el Hotel Hvala, regentado por una familia que nos atendió de maravilla y nos ayudó a preparar las rutas que teníamos en mente para los siguientes días. La habitación estaba muy limpia y tenía un pequeño balcón con vistas a las montañas. ¡Ah! y no dejéis de ir al restaurante del hotel, llamado Topli Val. Fue, quizás, el sitio donde mejor comimos en toda la ruta. La pasta a la marinera estaba increíble. Había cola para entrar así que mejor ir con reserva.


DÍA 17 - Multiaventura en la zona del río Soča

   Este día fue muy divertido y disfrutamos como enanos con el Great Emerald Tour de la mano de la empresa Life Adventures. Fue un día completo en el que realizamos dos actividades muy recomendables en esta zona. La primera de ellas fue un descenso de barrancos que nos regaló una fuerte dosis de adrenalina entre sus saltos, sus toboganes y el espectaular rappel por una cascada de 50 metros de altura.


  La segunda de ellas es quizás la más conocida y realizada de la zona, un recorrido en rafting por el río Soča. En verano el nivel del agua desciende bastante por lo que es una actividad recomendada para todas las edades. Para llegar a la siguiente etapa, tuvismo que recorrer el Paso de Vrsic, la carretera de montaña más alta de Eslovenia, construída por soldados rusos en la I Guerra Mundial. Una pasada para alegrarse la vista.
Teléfono Life Adventures: +386 (0)4 20 14 875
E-mail: info@lifeadventures.si


DÍA 18 - Jezersko y Lago Bohinj

   No habíamos oído hablar de esta zona y quizás eso fue lo que más nos gustó. La zona de Jezersko te invita a tomarte las cosas con más calma, disfrutando de lo que te rodea y valorando las pequeñas cosas como una simple y sincera conversación entre montañas. Allí conocimos a Tanja, una mujer que rebosa hospitalidad y que te contagia la felicidad y el cariño con el que regenta su pequeño hostal-camping, el Stara Posta Hostel. Además, elabora unos licores naturales que son una delicia. Una visita que merece mucho la pena.

   Desde allí pusimos rumbo al lago Bohinj, el más grande de Eslovenia, enclavado en el corazón de los Alpes Julianos. Tras darnos un bañito y recorrerlo para verlo desde diferentes perspectivas, nos quedaba observarlo desde las alturas. El teleférico de Vogel nos llevó a la estación del mismo nombre y desde allí disfrutamos de las que dicen son las mejores vistas del lago.


Dónde dormimos: Con las mejores vistas sobre el Lago Bohinj, en la estación de ski de Vogel existen varios establecimientos donde puedes alojarte también en verano. Nosotros escogimos el Chalet Zala, una pequeña casa que cuenta con varias habitaciones sencillas pero económicas. También hay posibilidad de pedir algo de bebida y comida. Se encuentra a 5 minutos andando desde la estación de teleférico. Si te gusta la tranquilidad de la montaña, no lo dudes.


DÍA 19 - Lago Bled

   Es la imagen icónica de Eslovenia, la zona más famosa y turística del país. Aunque nos pareció sobreexplotado, el lago es precioso, una maravilla para disfrutar desde la orilla y desde el agua. Y es que no solo recorrimos todo su perímetro (se tarda apróximadamente una hora y media) sino que, tras nuestra buena experiencia en Liubliana, decidimos alquilar una tabla de Paddle Surf para recorrerlo por libre desde dentro. Es una de las mejores decisiones que tomamos allí. Quizás porque en ocasiones estábamos solos, quizás por la tranquilidad que se respiraba o quizás por los patos que nos acompañaban en nuestra travesía. No sabemos qué fue lo mejor pero lo recordamos como una experiencia genial.


Dónde dormimos: En uno de los sitios más espectaculares de Eslovenia nos teníamos que dar el capricho, así que escogimos el Hotel Triglav Bled. Fue uno de los mejores hoteles del viaje y, aunque no es económico, es una auténtica pasada. Las vistas del lago desde el balcón de la habitación o desde la sala del desayuno son espectaculares. Cuenta también con un pequeño spá gratuito para los huéspedes. La habitación era bastante grande y el personal muy agradable. Recomendable al 100%.


DÍA 20 - Kranjska Gora

   Rodeado de las montañas que conforman los Alpes Julianos, el pueblo de Kranjska Gora es una visita obligada gracias a la multitud de actividades que ofrece en los alrededores. Son muchos los lugares de interés que se pueden visitar, desde la preciosa cáscada de Pericnik -que además nos trajo muy buenos recuerdos de nuestro viaje a Islandia por su similitud con Seljalandsfoss - hasta lugares tan interesantes como el Centro de Deportes de Invierno, donde se pueden ver los famosos saltos de ski y donde se celebra en marzo el campeonato del mundo de este deporte.



Dónde dormimos: A unos kilómetros del pueblo de Kranjska Gora, encontramos una especie de casa de huéspedes llamada Pr´Gavedarjo. Todas las habitaciones cuentan con un diseño diferente y cuidado hasta el último detalle. En cada una de ellas se siente el cariño que le han puesto a este proyecto. Todos los productos del desayuno eran ecológicos y de la zona, así que imaginad lo bueno que estaba. Fue un lugar perfecto para despedirnos de Eslovenia.


DÍA 21 - Desde Kranjska Gora hasta Venecia parando en algunos pueblos italianos.

    Todavía no conocemos ninguna parte de Italia que nos haya disgustado y el camino desde Kranjska Gora hasta Venecia no podía ser menos. Desde los pueblos de montaña situados en los Alpes Julianos, pasando por pueblos medievales preciosos como Venzone y hasta coquetas ciudades como Udine. Una zona que ha recuperado su fuerza e historia tras varios devastadores terremotos.




DÍA 22 y 23 - Venecia, Murano y Burano. Vuelta a Madrid.

    Ya conocíamos Venecia pero no pudimos evitar volver a recorrer sus canales y lugares más famosos como el Puente Rialto o la Plaza de San Marcos. La tarde, bastante apretada, la aprovechamos para conocer dos pueblos que no habíamos visitado antes. Murano, famoso por el cristal que aglomeran sus numerosas tiendas, nos pareció carente de interés y demasiado turístico. Burano, sin embargo, es un pueblo que nos encantó, en el que los colores son los protagonistas principales de las fachadas de las casas. 


Dónde dormimos: Vistos los precios que tienen los alojamientos del centro de Venecia, la mejor opción es alojarse en la zona de Mestre, a tan sólo 20 minutos en autobús del centro. Nosotros encontramos una habitación a través de Airbnb, así que os recomendamos esta opción si buscáis algo económico.


3. Alquiler de coche


   Esta impresionante ruta por Austria y Eslovenia la realizamos con un coche de Autoclick Rent a Car, una empresa española que está creciendo en estos últimos años a base de ofrecer precios económicos y WiFi gratis en sus coches. Nuestro coche, un Fiat 500 Lounge que apodamos como "huevito", estaba prácticamente nuevo y no nos dio ningún problema durante el viaje. El maletero es bastante pequeño pero nuestras dos maletas de cabina cabían perfectamente. De todas formas, tienen una gama de coches amplia por lo que podéis escoger el que mejor os convenga.

   Nosotros lo recogimos y lo dejamos en el Aeropuerto de Venecia Marco Polo. Las oficinas están situadas a 10 minutos del aeropuerto pero tienen un servicio de shuttle gratuito desde y hasta la terminal.




4. Conducir en Austria y Eslovenia


   Si bien es verdad que pasamos por un total de 6 países, el mayor tiempo lo dedicamos a recorrer Austria y Eslovenia por lo que nos vamos a centrar en estos dos para no saturar con demasiada información.

Viñetas


   Para circular por las autopistas de ambos países es necesario adquirir la famosa "viñeta" o vignette. En ambos casos, se puede adquirir en las gasolineras del propio país o en los países fronterizos, cerca de la frontera con Eslovenia o Austria. Por ejemplo, nosotros la de Austria la compramos en el último pueblo de Italia antes de cruzar la frontera. Y la de Eslovenia en el último pueblo de Austria.
 
- En Austria, esta pegatina que debes colocar en la parte superior izquierda del parabrisas te da permiso para circular por las autopistas indicadas con una A (Autobahn-A) o con una S (Schnellbahn-S). Es muy importante comprarla antes de entrar en el país ya que, si no, te arriesgas a sufrir una sanción de mínimo 120€. Los controles los hacen con cámaras por lo que es imposible librarse. También es importante saber que hay determinadas autopistas o carreteras especiales (como la mítica Grossglockner) en las que hay que pagar peaje aun llevando la viñeta. Tienes el listado de todas ellas en este enlace.
El precio de la viñeta es de 8´90€ para 10 días, 25´90€ para 2 meses o 86´40€ para un año en el caso de los coches o las autocaravanas. Para las motos, el precio es menor.

- En Eslovenia, el uso de la viñeta te da permiso para circular por todas las autopistas del país. Su control se realiza también a través de cámaras por lo que no os recomendamos arriesgaros ya que seguramente os encontréis con una multa.
Los precios en este caso son 15€ para una semana, 30€ para un mes o 110€ para un año. Una vez la compréis, tendréis que colocar la pegatina en el parabrisas delantero.

Gasolina


   En ambos países hay multitud de gasolineras tanto en autopistas como en carreteras convencionales. Si es conveniente llevar el depósito lleno cuando entréis en carreteras de montaña ya que las gasolineras suelen ser menos habituales.

   En cuanto al precio, si bien en Eslovenia el precio del litro se asemeja bastante a España, en Austria el precio es más bajo (unos 20 céntimos más barato) por lo que conviene llenar el depósito antes de pasar a Eslovenia. En otro paises fronterizos como Alemania o Italia el precio se dispara bastante. Otra cuestión a tener en cuenta es que el precio entre diferentes gasolineras puede tener una variación bastante importante.

Seguridad Vial


   En ambos países el uso del cinturón de seguridad, así como de las luces cortas tanto de día como de noche, son obligatorios.

   Por lo general, en ambos países son bastante respetuosos conduciendo, sobre todo en Austria a la hora de ceder el paso en incorporaciones o al cambiarte de carril. Además, la gente suele ir respetando los límites de velocidad que, en ambos casos, son los mismos. Hay bastantes radares, así que mucho ojo con saltarse los límites. Si venís de Italia, como ya sabréis, tendréis que apañaros con los conductores italianos que mejor no decimos nada porque daría para un post entero.

Si tenéis dudas o inquietudes sobre el viaje, podéis dejarnos un comentario en esta entrada o escribirnos un e-mail e intentaremos responderos lo antes posible. ¡Buen viaje!
   
Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 
5% DE DESCUENTO en vuestro seguro pinchando en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!