martes, 19 de enero de 2016

Qué ver y hacer en Sucre, la ciudad blanca


    Como la sal, la leche o las sábanas de la abuela recién lavadas. Así es Sucre, tan blanca que a uno le da miedo de manchar las paredes de esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad. La capital de Bolivia se ve que está muy cuidada y, además, a nosotros nos pareció preciosa. Una ciudad colonial donde cada edificio tiene un detalle que le hace diferente y donde pasear por sus calles es el mejor plan que uno puede llevar a cabo. Ya sabéis, perderse para encontrarse.


    El centro de Sucre fácilmente se puede recorrer a pie en un sólo día aunque hay un par de visitas en las que recomendamos utilizar el transporte público. Nosotros llegamos a primerísima hora de la mañana y nos fuimos por la noche, con la sensación de que habíamos disfrutado de todo cuanto la ciudad nos ofrecía. Aquí os dejamos nuestra ruta de un día por Sucre para que sepáis todo lo que hay que ver en la denominada "Ciudad Blanca de América".


 Qué ver y hacer en Sucre


   1. Conocer el Mercado Central y desayunar un Api con buñuelos


   Si algo nos encantó de Bolivia en general fueron sus mercados, unos de los más auténticos del mundo. En Sucre, en concreto, pudimos disfrutar del ambientazo de su mercado central y de cómo se levantaban los primeros puestos. Una furgoneta que descarga la mercancía, una carretilla cargada de patatas, los primeros olores que inundan el mercado, y las primeras vendedoras que gritan "¡Un desayuno rico, caserita!" fueron motivos suficiente para que le otorgáramos la primera visita del día. Aquí probamos el típico desayuno boliviano: el Api (2,5 bs.), una bebída dulce a base de maíz morado; y los buñuelos (1,5 bs.), una especie de rosquillas acompañados con miel de caña. También probamos el pastel de queso (2,5 bs.), muy recomendable.

   2. Disfrutar del ambiente de la Plaza 25 de Mayo y visitar la Catedral


   La Plaza 25 de Mayo es donde se concentra la vida de la ciudad y donde los sucrenses van a pasar sus tardes de fin de semana. Allí encontramos los típicos puestos callejeros que llevan las cholitas y, como ya pasó en La Paz, pudimos reafirmar que a los bolivianos les encanta dar de comer a las palomas.


   En la misma plaza está la preciosa Catedral Metropolitana de Sucre que se puede visitar con guía por 20 bolivianos desde las 10:00 de la mañana para ver su interior y su tan venerada Virgen de Guadalupe, patrona de la ciudad. En horario de misa, el acceso es gratuito.


   3. Perderse callejeando por su centro histórico


    Sucre es una ciudad muy agradable para pasear y es la mejor opción para ver todos los edificios de su centro histórico. Desde el Mercado Central, podéis visitar la Basílica de San Francisco (pegada al mercado) y desde ahí es muy sencillo llegar caminando hasta la Plaza 25 de Mayo y su Catedral. Muy cerca, podéis realizar una visita al Convento San Felipe Neri y la Iglesia de la Merced. Una visita muy recomendable es la Casa de la Libertad (15bs.), donde podéis informaros de la historia de Bolivia y disfrutar de su bonito claustro.

Basilica de San Francisco
   A partir de aquí, comenzar a callejar. Perderos por las calles y contemplar los preciosos edificios blancos que os iréis encontrando por todo el centro histórico.

Palacio de Gobierno
Calles animadas de Sucre
Y una mucho más tranquila, todo a escasos pasos.

   4. Subir al Mirador de la Recoleta


   Aunque el centro de Sucre es muy facil de "patear", hay una cosa que es imprescindible y que requiere un pequeño esfuerzo pero que tiene una gran recompensa. Subiendo la calle Dalence, llegaréis al Mirador de la Recoleta, en la plaza del mismo nombre. Las vistas de Sucre desde allí son muy bonitas, acompañadas de los hermosos arcos de la plaza. Si uno quiere pegarse un capricho "a lo guiri", existe un café justo a los pies de los arcos, donde hay unas hamacas para poder tumbarse mientras disfrutáis de un juguito o una coca-cola (8 bs.), un poco de Wifi y las vistas de la ciudad blanca.

 

  5. Visitar el Cementerio de Sucre


   No es el plan más romántico de la ciudad, pero es que el cementerio de Sucre bien merece una visita. Allí encontraréis enormes y bonitos mausoleos coloniales y algún que otro homenaje dedicado a personalidades bolivianas. Se puede llegar en micro desde el centro (1,5bs.). Si ya sois unos frikis de los cementerios, también tenéis visitas guiadas que podéis contratar en la misma puerta (precio a negociar con el guía).

Homenaje en la tumba de un cantante muy popular de Sucre

Dónde comer en Sucre


   Sucre es la ciudad donde se dice se encuentran las mejores salteñas de Bolivia. Nosotros probamos una en cada ciudad y tenemos que decir que fueron las que más nos gustaron. De hecho, si vais para allá es parada obligatoria "El Patio" (calle San Alberto, cerca de la Basílica de San Francisco) , una salteñería donde comimos las mejores salteñas del viaje, muy jugosas e increíblemente deliciosas. Las tienen de carne y de pollo (8 bs.) y nosotros las acompañamos con un jugo de limón (3,5 bs.) que estaba muy bueno. Importante, sólo abren hasta las 13:00.


     Después de este aperitivo, si queréis comer auténtica comida boliviana a precio "lowcostero", os recomendamos el Mercado Central. Nosotros volvimos a pasar por allí a la hora de comer y comimos dos platos de picante de gallina (que no es picante) por 12 bolivianos cada uno. También tienen otro platos típicos de la cocina boliviano como el mondongo (el nombre es genial).

   Y, de postre, podéis probar los bombones de Sucre (7bs. la bolsa pequeña) en la Chocolatería Sucre o Para Tí Chocolate, o degustar este manjar en cualquiera de sus formas (tabletas, en polvo, etc.).

Cómo llegar a Sucre

 

    Para llegar a Sucre, puedes llegar en bus desde La Paz (12 horas, recomendable ir con El Dorado), Potosí (3 horas), Uyuni (compañía 6 de octubre/100 bs./9horas) o Santa Cruz (14horas/125bs.). Nosotros llegamos desde Cochabamba (10horas/88bs.) y, al no tener carretera de unión principal, el trayecto fue horroroso. Fueron 9 horas de sufrimiento en las que no conseguimos pegar ojo, con un conductor totalmente loco y con gente durmiendo a nuestros pies y en el pasillo. Fue con la empresa TransCopacabana, que desaconsejamos totalmente tanto por el servicio como por el trato recibido después cuando quisimos poner una reclamación. Tenéis mejores opciones seguro.

   Un dato importante es que la estación de Sucre tiene servicio guardaequipajes desde las 7:30 de la mañana hasta las 19:30 con un coste de 3 bolivianos por bulto.

   Para llegar desde la estación hasta el centro de Sucre, podéis coger un taxi por 10 bolivianos o una movilidad (furgo) por 1,5 por persona. Este último transporte comienza a las 8:00 de la mañana.

Otros artículos que os pueden interesar:


 
 

Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 5% de descuento en vuestro seguro pinchando en este enlace. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!