jueves, 13 de julio de 2017

Guía de viaje a Tanzania y Zanzíbar: preparativos e itinerario de nuestra luna de miel


   Cuando pisas por primera vez África sabes que aquel lugar es diferente. África te ofrece colores únicos, paisajes soñados y experiencias que te erizan la piel. Ella es la reina del "hasta pronto", del "volveremos a vernos". Ella sabe que cuando te mira a los ojos, caes rendido. Sabe que querrás volver, que el viaje que inicias es un viaje que nunca acaba. Un viaje que a nosotros nos fascinó en todos los sentidos. Nuestra luna de miel nos llevó a vivir una de las mejores experiencias de nuestra vida en un continente hasta el momento desconocido para nosotros. En este post os explicamos los preparativos y el itinerario de nuestro viaje de luna de miel por Tanzania y la isla de Zanzíbar, con consejos para que vuestra experiencia sea también inolvidable.



Vuelos


   Una de las principales dudas que pueden surgir en este viaje es a qué aeropuerto viajar. Son varias las opciones que existen y dependen en parte de vuestro itinerario y vuestro presupuesto. En primer lugar, si vais a realizar un safarí, empezaréis casi con total seguridad en la capital, en Arusha. El problema es que su aeropuerto es muy pequeño, por lo que no encontraréis apenas vuelos y, además, suelen ser bastante caros. Lo que debéis hacer es mirar vuelos con destino al aeropuerto internacional de Kilimanjaro, a una hora en coche de Arusha. Son varias las compañías que vuelan hacia allí, así que no tendréis problemas en encontrar vuelos y si miráis con antelación suficiente, se puede encontrar algún que otro chollo.

   Por otra parte, nosotros también pasamos una parte del viaje en la isla de Zanzibar, por lo que teníamos que mirar un vuelo directo hacia allí desde Arusha o Kilimanjaro. Salen varios vuelos al día hacia la isla así que tampoco tendréis problemas para encontrar uno que se ajuste a vuestro viaje. Nuestro problema fue que los que vimos eran muy caros, así que optamos por la segunda opción: volar a Dar es Salaam y tomar un ferry (35$) hasta la capital de Zanzibar, Stone Town.


   Por último, a no ser que decidáis quedaros a vivir en el paraíso de Zanzíbar, tendréis que tomar un vuelo de vuelta. Lógicamente, la mejor opción es salir directamente desde el aeropuerto de Zanzíbar. Es un aeropuerto internacional, por lo que salen vuelos a cualquier parte del mundo.


   Por lo tanto y recumiendo, la mejor opción es volar primero a Kilimanjaro; al terminar el safari, volar a Zanzibar desde allí; y la vuelta realizarla directamente desde Zanzíbar. Esto es posible pero a nosotros se nos iba mucho de presupuesto así que, ¿qué hicimos nosotros? Tomamos un vuelo de ida desde Madrid a Dar es Salaam (con Emirates). Allí, tomamos un vuelo interno (con Fastjet) muy barato a Kilimanjaro. Para ir a Zanzíbar, tomamos un vuelo a Dar es Salaam (con Fastjet) también baratísimo y allí cogimos un ferry a Stone Town. Y por último,  desde Zanzíbar volamos a Madrid (con Emirates). Algo lioso al escucharlo pero todo lo hicimos sin ningún problema y el ahorro fue importante.


Precios por persona


1) Vuelos Madrid - Dar Es Salaam / Zanzíbar - Madrid (ambos con escala en Dubai) - 500€ con Emirates.
2) Vuelos Dar es Salaam - Kilimanjaro / Kilimanjaro -Dar Es Salaam - 80€ con Fastjet.
3) Ferry Dar Es Salaam - Stone Town - 30€

Total: 610 € por persona.


Visados 


   Para obtener el visado de turista en Tanzania, tan sólo es necesario estar en posesión de un pasaporte español con una vigencia de mínimo 6 meses desde la entrada al país. El visado se obtiene una vez lleguéis al país y previo pago de 50$. El proceso es algo caótico ya que no hay mucha organización y los responsables no es que sean muy amables, así que tened paciencia. Si tenéis una conexión, aseguraos de que haya un intervalo de mínimo una hora.

   Para entrar en Zanzíbar, aunque sea parte del país, tendréis que pasar otro puesto fronterizo tanto si llegáis en avión como si llegáis en ferry. Fue bastante ágil (unos 30 minutos entre recoger la maleta y realizar el papeleo) pero si os revisan el equipaje, tardaréis algo más.


Vacunas 


   En este punto, como siempre os decimos, es muy importante que acudáis a un Centro de Vacunación Internacional para que os informen sobre las vacunas necesarias. Si vivís en Madrid, os recomendamos acudir a la Unidad del Viajero del Hospital Carlos III. Eso sí, es muy importante que solicitéis cita previa a través de la página web o por teléfono con unos meses de antelación para que no os quedéis sin fecha.

   En principio sólo hay una vacuna obligatoria para entrar al país, la de la Fiebre amarilla, aunque únicamente en el caso de que lleguéis de otro país africano o de algún país de Sudamérica. Si es vuestro caso, os pedirán a la llegada al país vuestra Cartilla de Vacunación Internacional. Si llegáis desde España, tan sólo es opcional.  Otras vacunas recomendables son la del Tétanos, la de la Fiebre tifoidea y la de la Hepatitis A

   En cuanto a la malaria, recordar que no existe vacuna pero sí un tratamiento que podéis, o bien tomar antes, durante y después del viaje; o bien sólo tomar en el caso de contraer dicha enfermedad. Vuestro médico os recomendará la mejor opción aunque, sin duda, lo mejor para no contraer la malaria es el autotratamiento que consiste en:
  • Usar manga larga y pantalón largo al amanecer y al atardecer, momentos en los que los mosquitos están más activos.
  • Usar un buen repelente (con mínimo DEET al 34%). Por ejemplo, Relec Extrafuerte.
  • Rociar la ropa con una solución de permetrina. Vuestro médico os puede informar mejor sobre este punto.


Itinerario


   Al ser nuestra luna de miel, nosotros contábamos con los 15 días de permiso por contraer matrimonio así que con esos nos lanzamos a realizar un viaje que fue una auténtica maravilla. En primer lugar, teníamos claro que queríamos hacer un safari. Por otra parte, también queríamos tener unos días de relax en la playa. Por ello, nuestra opción fue Safari + Zanzibar. Así fueron los días:


Día 1: Vuelo Madrid - Dar Es Salaam con escala en Dubai. Vuelo Dar Es Salaam - Kilimanjaro. Noche en Arusha.
Día 2: Recorrido por la ciudad de Arusha visitando los mercados. Noche en hostal en Arusha.
Día 3: Arusha - Trekking en Monduli. Noche en tienda de campaña.
Día 4: Parque Nacional de Tarangire. Safari durante todo el día. Noche en tienda de campaña.
Día 5: Parque Nacional de Serengeti. Safari durante todo el día. Noche en tienda de campaña dentro del Serengeti.
Día 6: Parque Nacional de Serengeti. Safari durante toda el día. Noche en tienda de campaña.
Día 7: Parque Nacional de Ngorongoro. Safari durante toda la mañana. Noche en lodge.
Día 8: Día cultural en Mto Wa Mbu. Ruta en bicicleta y visita a colegio de la zona. Noche en hostal en Arusha.
Día 9: Vuelo Kilimanjaro - Dar Es Salaam. Ferry Dar Es Salaam - Stone Town. Noche en Emerson on Hurumzi en Stone Town.
Día 10: Visita a Stone Town y traslado hasta Kiwengwa. Noche en Bluebay Beach Resort.
Día 11: Buceo en Atolón de Mnemba. Noche en Bluebay Beach Resort.
Día 12: Día de relax. Noche en Bluebay Beach Resort.
Día 13: Traslado de Kiwengwa hasta Kizimkazi. Noche en The Residence Zanzíbar.
Día 14: Día de Relax. Noche en The Residence Zanzíbar. 
Día 15: Mañana en la playa. Vuelo Zanzíbar - Dubai.
Día 16: Visita todo el día a Dubai. Vuelo Dubai - Madrid.



Safari en Tanzania


   Teníamos 6 días para realizar un safari, así que lo primero que teníamos que hacer es buscar una agencia que que tuviera guías en español. Nosotros realizamos el safari con Udare, una plataforma afincada en España y gestionada por Aitor y Cristina, dos enamorados del continente africano. Ellos contactan directamente con agencias locales, por lo que el precio es muy competitivo sin perder en calidad de viaje. Son muy flexibles y os ayudarán a organizar vuestro itinerario en función de vuestras preferencias.

   Nuestro itinerario comenzó en Monduli, donde realizamos un pequeño trekking acompañados de un guía masai que nos explicó varias de sus costumbres y tradiciones.


   Al siguiente día ya comenzó la auténtica aventura del viaje, el safari propiamente dicho. Visitamos Tarangire, uno de los principales Parques Nacionales y donde ya pudimos ver varias estampas propias de este continente. Cientos de animales rodeándonos y un primer encuentro con una familia de elefantes que nos dejó totalmente asombrados.



   Los dos días que continuaron fueron absolutamente mágicos. Recorrimos la joya de la corona de Tanzania, el Parque Nacional del Serengeti. La grandeza de la sabana ante nuestros ojos con todos sus colores y toda su magia erizándonos la piel. Pudimos ver guepardos, pumbas, hienas, jirafas, elefantes, hipopótamos, elefantes, leopardos, etc. Pero si todavía tenemos algo en el recuerdo, es la mirada del rey, imponente y penetrante pero increíblemente preciosa. Aquella mirada de león quedó impregnada para siempre en nuestra retina.



  Y en Serengeti también pudimos vivir una experiencia realmente recomendable. Acampamos en mitad de la sabana, rodeados de una oscuridad absoluta y escuchando sonidos de animales a pocos metros de nuestra tienda. Y al amanecer, cuando reinaba el silencio, un sonido que nos estremeció y nos emocionó a partes iguales: el rugido  de un león. Sin palabras...


   Otro día más amanecía en Tanzania y nos tocaba descubrir el Ngorongoro, un peculiar parque nacional situado en el cráter de un volcán. Allí buscamos sin suerte al rinoceronte (en peligro exremo de extinción) pero pudimos disfrutar de una cacería fallida de un grupo de leones a un búfalo. Impresionantes también los grupos de ñus moviéndose en fila y la gran piscina de hipopótamos. Los animales del Ngorongoro no migran por lo que la concentración -como se puede ver en la siguiente foto- es mucho mayor que en cualquier otro parque.
  





   El último día lo dedicamos a hacer algo diferente. Visitamos el pueblo de Mto Wa Mbu, donde realizamos un recorrido en bicicleta por las enormes plataneras y los campos de arroz, pudimos cocinar algún plato típico tanzano y pasamos un tiempo en un colegio local donde pudimos interactuar con los peques (los dos somos profes en Madrid así que esta experiencia nos encantó).




*En el safari nosotros elegimos dormir en tienda de campaña para vivir al máximo la experiencia y tener más contacto con los guías locales. En todos los casos se incluyen las comidas, el alojamiento en Arusha y en los Parques Nacionales, las entradas a los mismos y los traslados desde/hasta el aeropuerto.

 

Zanzíbar

   
   En Zanzíbar pasamos una semana entera que, aunque nos supo a poco, aprovechamos bastante bien. La gente suele ir directamente a la playa pero os recomendamos alguna otra experiencia que podéis realizar en la isla y que os contamos a continuación.

Recorrer las calles de Stone Town


   Nosotros comenzamos descubriendo Stone Town, la capital de Zanzíbar. Es una ciudad donde la vida se deja ver en cada esquina, en cada plaza o en cada portal y donde la mejor experiencia está en recorrer sin rumbo sus pequeñas callejuelas. La ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad, deja ver en sus edificios influencias de épocas antiguas. Allí vivieron persas, indios, ingleses y portugueses que dejaron en su paso parte de su cultura impregnada en sus calles. Uno puede imaginarse aquellas épocas doradas de la ciudad viendo sus construcciones, ahora con un aire decadente que las envuelve por completo pero que la dotan de una magia especial.



   Después de unos cuantos días en tienda de campaña y en hostales, comenzaba nuestra luna de miel al 100%, así que nos alojamos en un antiguo palacete del siglo XIX, el Hotel Emerson On Hurumzi. Los interiores son una joya y se percibe una mezcla de estilos que reflejan la variedad de Stone Town. Nuestra habitación era una pasada y contaba con unas escaleras que daban paso a una terraza con mirador desde la que tomamos el mejor desayuno del viaje. Un lugar muy recomendable.


Buceo y playas en el Noreste de Zanzíbar


    Los siguientes tres días los pasamos en la parte Noreste de la isla, lugar donde dicen están las mejores playas. Allí disfrutamos de unos buenos baños en el Índico y realizamos una actividad muy recomendable en esta zona debido a la abundancia de vida marina que existe. Gracias a Spanish Dancer Divers, realizamos dos inmersiones de buceo que nos recordaron aquellos días en Koh Tao (Tailandia) descubriendo el alucinante mundo marino. Escogimos esta empresa ya que siempre bucea en grupos muy reducidos y tienen instructores en español. La mayor suerte la encontramos de camino a la primera inmersión, donde un gran grupo de delfines salvajes nos permitió vivir una de las mejores experiencias de nuestra vida. Nos bañamos con ellos en completa libertad, disfrutando de sus bailes y sus movimientos a un palmo de nuestros ojos. Si no queréis realizar una inmersión, también ofertan excursiones de snorkel en casi cualquier parte de la isla.
    


Disfrutar de una villa de lujo en el Suroeste de Zanzíbar


   Los últimos tres días sirvieron para poner la mejor guinda a un viaje perfecto. Pudimos disfrutar de una maravillosa villa de lujo gracias a The Residence Zanzíbar, un resort que es una auténtica maravilla. Nuestra villa contaba con un salón, una habitación y un baño más grande que nuestra propia casa. Y en el exterior, una piscina privada con vistas al océano Índico. ¿Puede haber mejor forma de terminar el viaje? Sin duda el mejor lugar para nuestra luna de miel.


Seguridad


  Tanzania es uno de los países más seguros de África para el viajero. Sí conviene tener cierta precaución al anochecer en las grandes ciudades como Arusha o Dar Es Salaam pero lo primordial es usar el sentido común. También si visitáis la ciudad durante el día, tened bien controlada la cartera o los objetos de valor (vamos, como en cualquier otra ciudad del mundo). 

   Donde sí hay que tener mucho cuidado y, sobre todo, armarse de paciencia es con los vendedores callejeros. Allí os van a intentar vender lo imposible y, por supuesto, ellos siempre van a salir ganando, aunque os hagan creer que lo que os están ofreciendo es la mayor ganga de vuestra vida. Si queréis tickets de ferry, alojamiento, un taxi o lo que sea, buscadlo por vuestra cuenta.

   Para los taxis, regatead ya que siempre os van a decir un importe muy superior. Es muy importante que acordéis el precio con el conductor antes de iniciar el trayecto.


   En las playas los equivalentes a estos vendedores son los conocidos como beachboys. Suelen ponerse en las playas de los resorts, esperando a que os vayáis a dar un baño para venderos excursiones, tickets o souvenirs. Tened paciencia e intentad decirles que "no" de manera educada y con una sonrisa, aunque a veces cueste. Si contactáis directamente con las agencias, os ahorraréis dinero o, mejor aún, os libraréis de una posible estafa.


Dinero


    La moneda oficial del país es el Chelín Tanzano (TZS) aunque en algunos lugares se puede pagar también con dólares americanos (cuidado porque no aceptan los emitidos antes de 2006). Son pocos los lugares donde aceptan tarjeta de crédito así que os aconsejamos llevar efectivo. Para ello, la mejor opción es sacar dinero de los cajeros automáticos que suele haber en las grandes ciudades o cambiar en una casa de cambio. Cambiar dinero en España suele ser siempre la peor opción. Ya sabéis como son de rateros los bancos aquí y os crujirán con las comisiones por lo que el cambio os saldrá bastante mal. El cambio está a 1€ = 2.500 TZS aproximadamente.


Idioma


   El idioma oficial del país es el swahili pero mucha gente habla inglés. Además, muchas tribus tienen su propia lengua. No tendréis problema para hablar con ellos en inglés pero os aconsejamos que aprendáis las palabras básicas en swahili (saludos, agradecimientos, sí/no, etc.). Siempre es recomendable, por educación y cercanía, aprenderse algunas palabras en el idioma oficial del país.



Clima


   El clima en Tanzania es bastante estable gracias a su situación geográfica. Muy cercano al Ecuador, las temperaturas suelen rondar los 25ºC.  Por las mañanas y al anochecer las temperaturas descienden levemente. En el Ngorongoro, dada su altitud, sí notamos algo más de frío por la noche así que es recomendable llevar una sudadera o jersey.

   La pregunta del millón: ¿Cuál es la mejor época para realizar un safari en Tanzania? Todas son buenas épocas y todas tienen algo diferente. Para mas información, os recomendamos este post de Udare con todo lo que podéis encontrar en cada época. 

   En Zanzíbar las temperaturas también son muy estables. Eso sí, las lluvias pueden aparecer en cualquier momento y allí cuando llueve, llueve de verdad así que llevad en la mochila un buen impermeable. 
 

Qué llevar en la maleta en un viaje a Tanzania


- Es importante que la ropa sea fresca y, a ser posible, de colores neutros (beige, caqui, marrón, etc.). Si usáis colores llamativos, seréis la delicia de los mosquitos de la zona.
- Llevad una sudadera ya que por la noche en algunos puntos de la ruta, la temperatura desciende unos cuantos grados, sobre todo en el Ngorongoro.
- Usad camisetas o camisas de manga larga y pantalones largos al amanecer y al anochecer. Son muy útiles los pantalones desmontables, así no tendréis problemas en "cambiaros". 
- De calzado es preferible unas botas de montaña o trekking ya que incluso en las ciudades muchas de las calles son de tierra. También tenéis que llevar unas chanclas para los campings.
- Para el sol no os puede faltar una gorra, unas buenas gafas y crema solar.
- Una toalla de microfibra es muy útil, así como un buen chubasquero para las lluvias de Zanzíbar.
- Para los mosquitos, como os hemos dicho en el apartado de "Vacunas", un buen repelente para las zonas que queden descubiertas. Si os dan mucha cosa los mosquitos y demás bichos, podéis llevar una mosquitera. En el Decathlon venden una que ocupa bastante poco.
- Una linterna frontal, ya que por la noche en los campings estaréis a oscuras.
- Un buen botiquín. Tenéis información sobre qué llevar en el botiquí en nuestro post "Vacunas para Tailandia y Camboya"
- Una buena cámara de fotos con varias tarjetas de memoria y baterías. Si fuera posible, es recomendable llevar un objetivo para larga distancia. Nosotros llevábamos un 55-200 y nos resultó suficiente, además del 18-55.
- Unos prismáticos potentes. A nosotros se nos olvidaron y los echamos en falta en alguna ocasión.
- Los enchufes en Tanzania son de tres clavijas, es decir, iguales que en el Reino Unido. Por lo tanto, tenéis que llevar un adaptador de enchufe.
- Para llevar todo esto, es 100% recomendable llevar un macuto (de no más de 50 litros) en lugar de una maleta, mucho más incómoda por el terreno y el tipo de viaje.
- Un buen seguro de viaje. Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros.

Nosotros siempre viajamos con IATI Seguros y ahora, sólo por ser lectores, tenéis un 
5% DE DESCUENTO en vuestro seguro pinchando en este enlace.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!